¡Bienvenidos!


Estimados lectores. Este espacio lo dedicamos a todos aquellos objetos que alguna vez hemos tenido a nuestro alrededor y en los que hemos creído ver, o les hemos atribuido en nuestros juegos, propiedades mágicas. ¡Seguro que tienes alguno!

Anímate y escribe tu historia, dibuja tu objeto mágico y envíalo a la siguiente dirección junto con tu nombre:

miguel@miguelangelguelmi.com

Lo publicaremos en esta sección.

Turborobotbed 2000

TurboRobotBed 2000


Autora: Irene García Vico



El  TurboRobotBed 2000 es un robot pequeño y práctico. Puede estar colocado en el cabecero o en los pies de la cama y tiene unos brazos que están recogidos en forma de espiral; para ocupar el menor espacio posible.


Funciona sin pilas y sin electricidad, ya que se alimenta a través de una pequeña placa fotovoltáica solar, es decir, es un aparato sostenible. Posee un sensor de movimiento. Es de gran comodidad y agiliza las tareas del hogar. Es un robot que hace la cama hasta dejarla sin arrugas y  también cambia las sábanas.

Instalación del TurboRobotBed 2000.

1) Colocar el robot en el cabecero o en los pies de la cama con un adhesivo.

2)  Coloca el sensor de movimiento en uno de los laterales del colchón.
3)  Introducir las sábanas en el interior del Robot, abriendo la tapa de la parte inferior de este.
4) Por último, darle al botón verde para encenderlo y  al botón rojo para apagarlo.

Instalación del TurboRobotBed 2000.

Gracias a este sensor de movimiento el aparato detecta cuando la persona  se levanta. Automáticamente airea las sábanas y  con sus largos brazos hace la cama perfecta.

¿Qué hay que hacer para cambiar las sábanas?
Es muy fácil y sencillo.
Primero hay que programar el día y la hora en que deseas cambiar las  sábanas. Utilizando el primer botón (naranja) para programar el día.
Y por último programa la hora utilizando el segundo botón (gris).

¡A DISFRUTAR DEL TurboRobotBed 2000  QUE AYUDA Y AGILIZA 
LAS TAREAS DEL HOGAR!

La cama robot

La cama robot


Autora: Estefanía Castellano


 Este invento es bueno para las personas que acostumbran a dejar la cama sin hacer por las mañanas, tanto porque llegan tarde al trabajo y no les da tiempo hacerla o porque se la hace una criada o su propia madre.


Se trata de una cama robot que tan solo con apretar un botón la hace sola , ya que tiene en la parte inferior un especie de manos robóticas que al apretar el botón salen y hacen la cama con toda perfección. Con este invento dejaras al menos tu habitación en perfecto estado, y no tendrás que pasar vergüenza si algún amigo o familiar va a tu casa y no la tienes hecha.

Esta cama robot, aparte de hacer la cama, también te hace volar con la imaginación; es decir, te hace masajes muy ricos y suaves que te relajan mucho. Puedes elegir de qué tipo quieres el masaje tan solo apretando los distintos botones que tiene la cama por un lateral. Los masajes pueden ser con chocolate, con crema o normal. Y todo esto en tu propia casa y acostada en esta magnífica CAMA ROBÓTICA.

El cristal que cumple deseos

El cristal que cumple deseos.

Autora: Carlota

Mi cristal es grande como una mochila, tiene un agujero y está roto por una esquina. Un día, cuando vino a mi casa mi tía y mi prima, les dije que mi cristal cumplía deseos si metías el dedo en el agujero. Mi prima pidió un deseo con el dedo dentro, pidió tener alas como las hadas. Luego, le salieron alas y se elevó hacia el cielo. Mi madre y mi tía se quedaron boquiabiertas al ver que mi prima volaba. 

La moneda mágica

Autor: Néstor

Es más grande que la de un euro, su forma es circular, es de oro envejecido, es dorada, te transporta al lugar que quieras.

Un día estaba haciendo un trabajo de inglés y dije “Turquía” y me llevó a Turquía. Estaba encima de la torre de un castillo ¡Y encima tengo vértigo! Pero lo superé gracias a la moneda.

La caja mágica

Autora: Laura Llarena Martín

La caja mágica es del tamaño de una lámpara para la mesa de noche. Su forma es rectangular, su color es lila, tiene cuatro partes, es de madera y se utiliza para meter las cosas que tú quieres.


Un día por la mañana iba a salir con mi madre y fui a abrir la caja para coger mis pendientes y resulta que al cogerlos me transportó al futuro.

La varita mágica

Autora: Grissel Díaz Marrero



La varita mágica es pequeña y de color amarillo y marrón. Tiene forma circular y está dividida en dos partes; el tronco y la bola. Está hecha de cristal y madera.

Un día estaba en mi casa y agité la varita. Como no sabía cómo funcionaba quise probar y le dije: “Que mañana tenga catorce años”. Y lo que ocurrió fue que tuve tres años en lugar de catorce.